concéntrese en el espíritu

Concentrarse en la carne acaba en muerte, mientras que concentrarse en el espíritu tiene como resultado vida y paz.

Romanos 8:6